Gestación por sustitución y filiación en Argentina.

Gestational surrogacy and filiation in Argentina.

Autores:

  • Flavia Navés,
  • Cecilia Moscuzza,
  • Mariana Thomas Moro,
  • Gabriela Barontini,
  • Irina Szkolnik.

Institución: Concebir Asociación Civil. CABA. Argentina

RESUMEN

Pregunta de estudio: ¿En qué casos se aprueba la Gestación por Sustitución y quién es considerada la madre en cada modelo familiar?

Respuesta resumida: La aceptación de la gestación por sustitución, en cualquier modelo familiar, fue muy alta y la mayor parte de los encuestados no ubicó a la gestante en el rol de madre.   

Lo que ya se sabe: La Ley Nacional N° 26.862 de “Acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida” introduce el concepto de derecho reproductivo permitiendo a parejas igualitarias y madres solteras por elección acceder a los tratamientos de reproducción asistida; pero, deja por fuera la gestación por sustitución y con ella, los derechos reproductivos de las parejas igualitarias masculinas, de los hombres solteros y de las mujeres que tienen imposibilidad de llevar a término un embarazo. 

Diseño del estudio: Estudio descriptivo transversal. 

Materiales y Métodos: Se administró una encuesta estructurada y autoadministrable a una muestra compuesta por 870 participantes de los cuales el 93% eran mujeres, cuyas edades oscilan entre los 15 y los 72 años. 

Resultados: Si bien el porcentaje de aceptación de la gestación por sustitución es muy alto conviven estereotipos y creencias arraigadas en el imaginario social que responden al modelo heteronormativo de familia y los modelos familiares emergentes.  Esto dificulta el reconocimiento de las comitentes como madre.

Limitaciones del estudio:  Se ha puesto especial atención en no incurrir en un sesgo poblacional al administrar la encuesta. A pesar de dicho esfuerzo,  los alcances del presente estudio no son suficientes para extender sus resultados a la población en general.

Implicancias de los hallazgos: Los resultados sugieren la necesidad de consolidar espacios psicoeducativos para pacientes y público en general que permitan el reconocimiento y la visibilidad de los nuevos escenarios de filiación.

Palabras clave: Gestación por sustitución; Filiación; Voluntad procreacional.

SUMMARY
Study Question:In which cases is gestational surrogacy approved and who is considered the mother in each model of family?
Summarized answer: Gestational Surrogacy in all models of family was highly accepted and most part of the surveyed parties didn’t identify the pregnant woman with the role of mother.
Currently known facts: National Act No 26.862 regarding ‘Comprehensive Access to Medical and Care Procedures and Techniques of Medical-Assisted Reproduction’ introduces the concept of Reproductive Rights allowing same sex couples and single mothers by choice to access assisted reproduction treatments. However, it sets aside gestational surrogacy and consequently neglects the reproductive rights of men couples, single men and of women who cannot carry the pregnancy safely to term.
Study Design: Cross-disciplinary descriptive.
Methods and Materials: A structured survey was used and conducted to a group consisting of 870 participants, 93% women aged between 15 and 72 years old.
Results: Although the Gestational Surrogacy percentage of acceptance is high, stereotypes and deeply-rooted beliefs still remain in the social imaginary answering to the heteronormative model of family and the emerging models of family. Such circumstance hinders the recognition of the intended mother as the mother figure.
Study Limitations. Special attention has been paid not to fall into a population bias when conducting the survey. Nevertheless, the scope of this study is not enough to extend the results to the general population.
Results’ Consequences: The results obtained suggest a need for strengthening psycho-educational spaces both for patients and for the general public that allow for the recognition and visibility of new family relationships scenarios.
Keywords: Gestacional Surrogacy; Filiation; Procreational will.

INTRODUCCIÓN

Así “el paciente deviene actor activo en la evolución favorable de su enfermedad” (1).

Al momento de la publicación de este estudio, los casos judicializados de gestación por sustitución que ya cuentan con un fallo favorable ascienden a cuarenta y dos, revelando la necesidad de un ordenamiento jurídico que garantice los derechos de las partes involucradas.

Según lo establecido en el Artículo 562 “Voluntad Procreacional” del Código Civil y Comercial Argentino madre es la que pare. En el caso de la gestación por sustitución ¿quién es considerada la madre? Ante la ausencia de una mujer en el proyecto parental o, por el contrario, si existe la presencia de una mujer o, tal vez dos, en el proyecto parental ¿es la gestante considerada la madre? 

Según lo establecido en las Guías de Buenas Prácticas en Gestación por Sustitución elaboradas por CATRHA serán los comitentes (futuros padres) quienes deberán elegir a la gestante adecuada para llevar adelante el procedimiento; gestante que también elegirá a los comitentes y dará su consentimiento libre e informado para gestar el hijo de quien así lo requiera. Esta elección deberá ser motivada por el afecto mutuo y el altruismo de la gestante; por lo tanto, podría involucrar a gestantes intrafamiliares, es decir: mujeres que gestan el hijo de sus hijas, hijas que gestan al hijo de su madre, hermanas que se ofrecen para gestar; o bien involucrar a gestantes conocidas o cercanas a él o los comitente/s como puede ser una amiga, una prima lejana, etc.

Algunas parejas o individuos priorizan el vínculo genético a la hora de tomar la decisión de elegir una gestante para preservar el patrimonio genético y el parentesco con la familia. Sin embargo, a través de estas nuevas relaciones genéticas, que de otro modo serían imposibles, se modifica la dinámica familiar, afectando las relaciones resultantes entre la gestante, la persona concebida y el resto de la familia, teniendo los involucrados un rol activo en la evolución de los hechos (1,2,3,4). Es decir: que el entramado filiatorio se complejiza ya que no sólo involucra a la pareja o persona que desea tener un hijo y/o a donantes de gametos, sino que involucra a una tercera persona; la mujer que debe gestar, quien además podrá pertenecer al entorno cercano de dichas parejas o personas.

Desde el marco normativo la trama filiatoria en TRHA se delimita por las figuras jurídicas de la Voluntad Procreacional y del Consentimiento libre e informado al afirmar que los nacidos por TRHA son hijos de quien dio a luz y del hombre o de la mujer que también han prestado su consentimiento previo, informado y libre, debidamente inscripto en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas con independencia de quién haya aportado los gametos. Este consentimiento debe renovarse cada vez que se procede a la utilización de gametos o embriones y es libremente revocable mientras no se haya producido la concepción en la persona o la implantación del embrión.

Sin embargo, es valioso señalar que el derecho ha incluido en su definición de madre una segunda modalidad de serlo ya que si bien, en el Código Civil y Comercial Argentino, es madre quien da a luz en el caso de las TRHA, la madre se constituye en tal antes del parto, ya que ella tuvo que haber aceptado por el consentimiento voluntario, libre e informado que el embrión fuera implantado (en su vientre o en el vientre de una gestante) para ser su hijo (5).

En el campo de la subjetividad, entonces, la filiación se constituye en un entramado discursivo que anuda la voluntad procreacional al deseo, un deseo no anónimo y singular (6, 7) que alberga de antemano al hijo por nacer.

Finalmente, el avance producido en el campo de la medicina reproductiva quiebra el horizonte de las representaciones sociales que vinculan a la familia con el modelo heteronormativo asociando la maternidad con la gestación y a los roles de cada miembro de la pareja con el género respectivo; sistema cognitivo de creencias compartidos que tienen una lógica y un lenguaje propio y que producen los significados que la gente necesita para comprender, actuar y orientarse en su medio social legitimando las normas, los valores y los códigos compartidos, dando significado y sentido a las prácticas sociales, a la organización de la cultura y a la producción del conocimiento (8). Esta nueva realidad hecha luz en los prejuicios sociales ya que “la filiación en TRHA constituye un cambio de paradigma en el modo de constitución de las familias y presentan un contexto epocal específico” (9).

La presente investigación, llevada adelante por el equipo de psicología y musicoterapia de CONCEBIR Asociación Civil, tiene como objetivo indagar acerca del conocimiento existente sobre la gestación por sustitución y la filiación que de ella se desprende con la finalidad de orientar la práctica institucional hacia la realización de procesos psicoeducativos.

MATERIALES Y MÉTODO

Estudio descriptivo transversal. Para esta investigación se utilizó como instrumento una encuesta estructurada y autoadministrable para indagar acerca del lugar de la mujer gestante en la trama familiar para la muestra encuestada. 

En la primera parte de la encuesta se recabaron los datos descriptivos de la muestra (edad, sexo, estado civil, hijos y si recurrió a las TRHA); en la segunda parte se indagó en qué casos se aprueba la Gestación por Sustitución y quién es considerada la madre en cada modelo familiar.

La encuesta fue confeccionada por los miembros del equipo de psicología y musicoterapia de CONCEBIR y estuvo en una red social (Facebook) disponible desde mayo a noviembre del año 2017. Se seleccionaron grupos de Facebook cerrados y abiertos en los que los integrantes del equipo de investigación son parte. Se excluyeron intencionalmente los grupos relacionados con la Gestación por Sustitución porque en ellos predominan los usuarios interesados.

RESULTADOS

Se encuestó a 870 participantes voluntarios. El (77%) tiene entre 30 y 49 años (Figura 1) y casi la totalidad de los encuestados (93%) pertenece al sexo femenino (Figura 2)

Figura 1  Edad  

Figura 2 Género
 

La mayor parte de la muestra (65%) está en pareja (Figura 3)

Figura 3

Sólo el 42% de los encuestados tiene hijos (Figura 4).

Figura 4

El 49% recurrió a las TRHA (Figura 5); de este porcentaje el 20% logró al menos un hijo vivo y el 29% no lo logró.

Figura 5

La aceptación de la gestación por sustitución (Figura 6), en cualquier modelo familiar, fue muy alta (78%) y la mayor parte de los encuestados no ubicó a la gestante en el rol de madre. 

Figura 6

Cuando se trató de parejas heterosexuales el 52% respondió que la madre es la comitente.  En cuanto a la relación entre la donante de óvulos y el rol materno el 30% de los encuestados asoció a la donante de óvulos con la maternidad.

En las familias monoparentales los resultados varían (Tabla 1)

Si la mujer que accede a la gestación por sustitución en soledad no recurrió a la donación de óvulos el 73% respondió que la madre es la comitente (Figura 7)

Figura 7

En el caso de las mujeres que, además de la gestación por sustitución, recurren a la donación de óvulos el 67% afirmó que la madre es la comitente.  En cuanto a la relación entre la donante de óvulos y el rol materno en el caso de las MSPE que recurrieron a la donación de óvulos y a la gestación por sustitución el 33% asoció a la donante de óvulos con el rol materno; en cambio en el caso de que la mujer haya utilizado sus propios gametos este porcentaje es menor (27%) (Figura 8)

Figura 8

Si se trata de un padre soltero el 39% contestó que no hay madre y el 34% que el padre cumple ese rol. En cuanto a la relación entre la donante de óvulos y el rol materno si no hay una mujer incluida en el proyecto parental como en el caso de los padres solteros el 9% respondió que la madre es la donante de óvulos y el 6% que la madre es la gestante (Figura 9).

Figura 9

En el caso de las parejas igualitarias masculinas el 42% respondió que no hay madre y el 38% que cualquier miembro de la pareja cumple ese rol.  En cuanto a la relación entre la donante de óvulos y el rol materno si se trata de parejas igualitarias de hombres el 6% consideró que la madre es la donante y el 3% la gestante. (Figura 10)

Figura 10
4

En el caso de las parejas lesbianas el 67% de los encuestados considera que cualquier miembro de la pareja cumple el rol de madre. En cuanto a la relación entre la donante de óvulos y el rol materno en parejas lesbianas el 24% asoció a la donante de óvulos con el rol materno (Figura 11).

Figura 11

No hay diferencias significativas en las respuestas entre quienes tienen problemas reproductivos y quiénes no. 

DISCUSIÓN  

Si tenemos en cuenta que, aun existiendo una mujer en el proyecto parental, hay tendencia a asociar a la donante de óvulos con la maternidad, podríamos afirmar que las TRHA nos interpelan, por un lado, sobre la persistencia del mandato social de ser madre y, por el otro, por lo fuerte que sigue siendo lo genético como vínculo de parentesco, redefiniendo viejas discusiones y planteando nuevas (10).  Mandatos sociales que se refuerzan en el Artículo 562 del Código Civil y Comercial de la Nación al conservar la representación de madre asociada con el acto de dar a luz, perdiendo de vista la voluntad de la mujer gestante involucrada en el proceso de la gestación por sustitución. Representación que responde a los sistemas de creencias compartidos sobre las estructuras familiares y los vínculos de parentesco que asocian a la mujer con la maternidad y al alumbramiento con el deseo de maternar.  

Asimismo, como contrapartida, el mismo Código Civil y Comercial de la Nación disocia los elemento volitivos, genéticos y biológicos para pensar la filiación en TRHA abriendo nuevos caminos para la representación social de la constitución familiar dando lugar a la filiación de un hijo con una identidad biológica (genética) que, según sea el caso, no se corresponde con la de uno o ninguno de quienes tendrán el rol de padres (11).

En cuanto a los modelos familiares si bien los resultados nos permiten inferir la aceptación de configuraciones familiares que no se dejan agrupar en las viejas nominaciones de familia es dable observar que aún persiste la tendencia de considerar al elemento genético (aportación de gametos) como determinante de la filiación aún por sobre el elemento biológico (gestación). 

Asimismo, las respuestas evidencian falta de información en materia de filiación en gestación por sustitución ya que el 7% de los encuestados respondió que no hay madre en las parejas heterosexuales que recurren a gestación por sustitución (6% ninguna es la madre y 1% otro familiar cumple su rol) y el 17% eligió respuestas múltiples para indicar quién es la madre (9% donante de óvulos y comitente; 5% donante de óvulos y gestante y el 3% gestante y comitente). Estos resultados resultan casi inesperados ya que el modelo de pareja heterosexual responde fielmente al modelo heteronormativo de familia. Pero, resulta menos sorpresivo si tenemos en cuenta que aún hoy la genética suele ser la brújula preferida para determinar la filiación. 

Finalmente, será el dominio social el que decida qué vínculos biológicos reconocemos y llamamos parentales y cuáles dejaremos por fuera de esta nominación (12). 

CONCLUSIÓN 

El análisis de los resultados deja entrever que conviven estereotipos y creencias arraigadas en el imaginario social que responden a los modelos familiares emergentes y al modelo heteronormativo de familia. 

En el caso de la filiación de los niños nacidos por TRHA, aún hoy, existen puntos controvertidos; controversias que se reflejan en las respuestas obtenidas y que nos convocan, como profesionales de salud mental, a orientar la práctica institucional que realizamos hacia la organización de procesos psicoeducativos que permitan colaborar con el abordaje de la problemática vinculada a las representaciones sociales sobre paternidad, maternidad y familia acompañando a los pacientes y al público en general en el reconocimiento de los nuevos escenarios filiatorios. 

Finalmente, cabe destacar, que es necesaria una legalidad que organice estos vínculos filiales. Así, el padecimiento subjetivo de quienes saben que la única forma de acceder a la maternidad/paternidad es mediante esta técnica podrá encontrar un alivio en el arduo camino que les toca recorrer.

REFERENCIAS

  1. Campero, M. A., Ferraris L. Inmanencia. En Revista del Hospital Interzonal de Agudos HIGA Eva Perón. Provincia de Buenos Aires. 2004; 4 (2).
  2. ASRM. Consideration of the gestational carrier: a committee opinion. Fertility and  Sterility. 2013; 99 (7): 1838-41. 
  3. Ruiz-Robledillo, N y Moya-Albiol, L. Gestational surrogacy: Psychosocial aspects. Department of Psychobiology, Faculty of Psychology, University of Valencia, 2016
  4. Ruiz-Robledillo, N y Moya-Albiol, L. Gestational surrogacy: Psychosocial aspects. Department of Psychobiology, Faculty of Psychology, University of Valencia, 2016
  5. Ormart, E; Lima, N. y Navés, F. Filiación en técnicas de reproducción humana asistida (TRHA): desafíos actuales del desempeño profesional del psicólogo/a.  XXIII Jornadas Nacionales sobre el ejercicio profesional. La realidad de la práctica: tendencias y desafíos en los distintos campos de trabajo del psicólogo”. Neuquén, Argentina. Noviembre de 2017.
  6. Lacan J. Dos notas sobre el niño. En: Intervenciones y textos 2 (56-57). Manantial, (1993).
  7. Kletcniki, A. Un deseo que no sea anónimo. Tecnologías Reproductivas: transformación de lo simbólico y afectación del núcleo real. En Michel Fariña y Gutierrez (Comps.) La encrucijada de la filiación. Tecnologías reproductivas y restitución de niños. Lumen, (2001).
  8. Moscovici, S. El psicoanálisis, su imagen y su público. Huemul, 1979.
  9. Alkolombre, P. Ser padres de otra manera: tener hijos de distintos orígenes. En Alkolombre, P & Sé Holovko, C. compiladoras. Parentalidad y género. Su incidencia en la subjetividad. Letra viva, Buenos Aires (2016)
  10. Tarducci, M. Las políticas de la reproducción asistida. Filo debate. Facultad de Filosofía. UBA, 2016. 
  11. Bernath, V. Gente nueva. Historias de vida marcadas por la genética y la revolución social del ADN. Ed. Sudamericana, 2015
  12. Campagno, M. De los jefes-parientes a los reyes-dioses. Surgimiento y consolidación del estado en el antiguo Egipto. Aula Aegyptiaca-Studia 3. Barcelona, 2002